“La Productividad del trabajo no es responsabilidad del trabajador, sino del jefe”

Peter Drucker

Sin importar cuál sea el tamaño de tu empresa o el sector en que te desarrollas, existe una forma típica para medir el éxito y beneficio de nuestras acciones: los índices de Rentabilidad, que están dados nada más que por la capacidad de generar más en el menor tiempo y costo posible. La clave para lograrlo radica en “La Productividad” general de tu empresa. Y la clave para lograr altos niveles de productividad radica en la capacidad para cuidar tus Recursos Humanos

En nuestra experiencia trabajando en Gestión de Sistemas de Seguridad y Salud en el Trabajo, hemos encontrado que existe una relación directa entre Bienestar Laboral y Productividad, en términos simples cuánto más satisfecho y comprometido se siente un empleado, mejores y más pronto serán sus resultados.

Para ayudarte a comprender y mejor aún aplicar estos conceptos, te resumimos a continuación las Tres Claves de la Productividad Laboral, cómo medirlas y controlarlas.

Los Indicadores de Bienestar Laboral

Primero lo primero, antes de pensar cómo aumentar sustancialmente los índices de productividad partamos de la premisa de que “lo que no se mide, no se controla”. Así que, aquí están los tres indicadores de Bienestar Laboral que deberías estar midiendo ya pues su poco o ningún control lástima como ninguna otra cosa la productividad de tu empresa

  1. Rotación de Personal

También conocido como Índice de Ausentismo, determina la capacidad de la organización para reclutar y retener en el tiempo el recurso humano idóneo para alcanzar las metas organizacionales.

Un indicador altamente costoso si tenemos en cuenta los recursos, tiempo y dinero que tu organización destina a las labores de selección, inducción y entrenamiento.

¿Cómo medirlo?

La razón entre el número de Retiros en la organización en un tiempo determinado sobre el número total de tu plantilla de empleados.

  1. Índice de Satisfacción

Es tal vez la medida más subjetiva entre los indicadores laborales, pues se entiende como una consecuencia directa de los indicadores anteriores, por tanto no se evidencia sino hasta que experimentamos sus efectos negativos.

¿Cómo medirlo?

La mejor forma de medirlo es a través de encuestas cualitativas y cuantitativas y conversaciones reales con los empleados. Y en su relación con los demás indicadores.

  1. Índice de Accidentalidad

Aunque no lo creas las medidas de Seguridad y Salud en el trabajo están directamente relacionadas con percepciones de estabilidad y valoración para los empleados. Aún más cuando por el tipo de operación de la compañía los empleados deben realizar actividades de alto riesgo en forma constante.

¿Cómo medirlo?

La mejor forma de medirlo es a través de encuestas cualitativas y cuantitativas, conversaciones reales con los empleados y su relación con los demás indicadores.

Así que ponte manos a la obra y analiza el presente de tu compañía, el ejercicio de Medir, Controlar y Actuar es la base del mejoramiento continuo, de hecho es el método que usamos día a día en SISTEGRA para cada uno de nuestros procesos. Recuerda, ante cualquier duda deja que profesionales como SISTEGRA se encarguen de acompañarte hoy en tu camino hacia el futuro.